El ejemplar fue rescatado en el Paraje Las Higueras por personal de la Policía de Córdoba y liberado por guardaparques.

La Secretaría de Ambiente y Cambio Climático del Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos liberó ayer un ejemplar hembra de oso melero (Tamandua tetradactyla) en la Reserva Natural Cultural Cerro Colorado. La liberación estuvo a cargo del cuerpo de guardaparques de la provincia.

El ejemplar había sido rescatado por personal de la Policía perteneciente a la departamental Tulumba, en el Paraje Las Higueras, en momentos en que el oso melero estaba siendo atacado por perros. Una vez recuperado, el animal fue entregado al guardaparque quien con la colaboración del veterinario hicieron una evaluación general del estado del ejemplar. Luego de confirmar el buen estado sanitario se procedió a su liberación a su hábitat natural.

El oso melero es un animal solitario, de movimientos lentos y de actividad preferentemente nocturna o crepuscular. Posee hábitos arborícolas utilizando para trepar su cola cilíndrica y prensil. Se alimenta de hormigas, termitas, otros insectos y le gusta la miel de abejas. Posee unas potentes garras en sus patas delanteras que utiliza para romper hormigueros, termiteros y troncos en busca de su alimento, para lo cual utiliza también su lengua larga y pegajosa que puede medir hasta 40 cm de largo.

En los últimos cinco años se han detectado más de diez ejemplares en esta zona del norte cordobés.